La expresión "Locus delicti" significa "el lugar donde se cometió un crimen".