Compendio de fuentes del Derecho Romano promulgado por Alarico en el año 506 como texto legal único, y que habría de regir a los galos e hispanorromanos tras la conquista visigoda.