La lex loci delicti es la ley local del lugar donde se cometió el delito.

El lex loci delicti es un concepto propio del Derecho internacional privado, que significa la ley del país donde, en materia de obligaciones extracontractuales, se haya producido el hecho lesivo.