En la relación de la acción con la legitimación "ad causam" se distinguen dos posiciones: no se pueden identificar ambos conceptos.