Disposición testamentaria por la que el heredero quedaba obligado a entregar la cosa legada, de forma que el legatario adquiere un derecho personal sobre el heredero que puede ejercitar mediante la actio ex testamento.