El documento o escritura es válido pese a errores gramaticales.