Body

Una vez presentadas las características básicas de todo equipo de trabajo, cabe mencionar las condiciones fundamentales de todo equipo que se proponga alcanzar los objetivos de una manera eficiente:

  • El equipo conoce lo que los clientes y la organización esperan de ellos.
  • Los objetivos son concretos, alcanzables y suponen un reto.
  • Si no tienen claras las metas o la manera de lograrlas, lo tratan entre ellos.
  • Cada uno es consciente de sus capacidades y de qué manera contribuye a lograr los objetivos del grupo.
  • Todos conocen quién es el responsable de cada tarea. Se sabe quién es más capaz para determinadas tareas.
  • Está definido cómo se organiza el equipo para realizar las tareas, el flujo y el método de trabajo.
  • También incluye cómo se toman las decisiones, intercambian información, utilizan los recursos; cómo funcionar.
  • La comunicación es abierta y fluida. Hablan los temas con claridad, evitando las predisposiciones.
  • Comparten la información. Asumen que es fundamental la comunicación eficaz entre ellos.
  • Tienen una relación de confianza mutua, no necesariamente de amistad. Confían en que los otros tienen las capacidades necesarias y cumplirán su parte.
  • Cada integrante se siente comprometido con su cometido y con los objetivos del equipo.
  • Si cada componente asume su responsabilidad en los logros del equipo, esto le da derecho a expresar sus opiniones, a participar en los temas a tratar, a compartir los compromisos y a contribuir.
  • A veces se les achaca a los grupos exceso de reuniones y tiempo.
  • Desarrollando habilidades de dirección de reuniones y liderazgo, esto se podría controlar de forma eficaz.
  • El equipo establece normas para interactuar. Normas de comportamiento entre sus miembros sobre lo que se considera aceptado o rechazado.

Un equipo pretende alcanzar unas metas comunes. El equipo se forma con la convicción de que las metas propuestas pueden ser conseguidas poniendo en juego los conocimientos, capacidades, habilidades, información y, en general, las competencias, de las distintas personas que lo integran. El término que se asocia con esta combinación de conocimientos, talentos y habilidades de los miembros del equipo en un esfuerzo común, es sinergia.

Sinergia significa que el resultado alcanzado por el trabajo de varias personas es superior a la simple suma de las aportaciones de cada una de ellas. Este es el objetivo del trabajo en equipo. Tras la discusión en el equipo, cada componente puede aportar un conocimiento, por ejemplo, del que no disponen los demás. Igualmente, el resto puede tener ciertos conocimientos importantes de los que carecen los otros miembros. Cada uno pone a disposición de los otros sus conocimientos (habilidades y capacidades en general) y, tras un diálogo abierto se ayudan mutuamente hasta alcanzar una comprensión más nítida de la naturaleza del problema y de su solución más eficaz.